Dieta ovolactovegetariana

Esta dieta es una de las menos estrictas de las dietas vegetarianas, debido a que permite el consumo de huevos y lácteos en la dieta. Cuando se incluyen este pequeño pero importante grupo de alimentos, se están proporcionando más nutrientes al organismo, como proteínas, grasas y demás.

La ingesta de proteínas queda cubierta, en el sentido de que se están aportando la vitamina B2, B12 y D, y también minerales como el zinc, el calcio y el fosforo.

La dieta ovolactovegetariana es una opción para aquellas personas que quieran iniciar un nuevo estilo de vida alejados de la carne animal.

Alimentos necesarios para una dieta vegetariana balanceada

  • Verduras y frutas:

Estos son unos de los alimentos más importantes de la dieta vegetariana, ya que en estos vegetales, frutas, legumbres y más, se encuentran los nutrientes necesarios para el organismo; tales como la vitamina C, el magnesio, la fibra, el potasio y los carotenos.

  • Cereales integrales y legumbres: 

    Cereales integrales y legumbres

Los cereales y las legumbres combinadas se necesitan en el día a día, ya sean en presentación de pastas, pan, brotes, lentejas o garbanzos.

Recuerda combinar estos para una mejor absorción de nutrientes. Cuando consumes un alimento integral te encuentras con una gran cantidad de minerales, fibras y vitaminas necesarias para tu cuerpo.

  • Huevos y lácteos:

La dieta ovolactovegetariana te permite consumir huevos y lácteos, estos son imprescindibles para una alimentación balanceada. Aportan proteínas y minerales al organismo.

Los huevos llenan el cuerpo de vitamina B12, esta es muy importante ya que solo se encuentra en las carnes y de no ingerir huevos, es necesario adquirir suplementos que cubran las necesidades diarias del cuerpo.

  • Aceites: 

El cuerpo necesita grasas, los aceites de oliva virgen, girasol, maíz, pepitas de uva y hasta sésamo pueden aportar grandes cantidades de vitamina E a tu organismo y los ácidos grasos que necesita el cuerpo.

  • Azúcar moreno o miel:

La miel o el azúcar son perfectos para dar un toque dulce a las comidas o zumos. También son necesarios para la preparación de postres.

  • Frutos secos: 

frutos secos para dietas vegetarianas

Los frutos secos son parte de la dieta, estos son ricos en proteínas, grasas, fibras, vitaminas y minerales. Comer frutos secos al natural es una opción de meriendas para los vegetarianos. Las ensaladas o el yogurt son ideales para combinar con estos.

  • Bebidas vegetales: 

Los batidos o zumos que se preparen con avena, arroz y frutos secos, así como con soja, son ideales para mantener el balance en el organismo.

Aunque estas bebidas no poseen un calcio que se asimile fácilmente por el cuerpo, es importante que contengan este mineral.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *